9 formas de estimular naturalmente la digestión

1. Mastica tu comida

Por simple que parezca, la buena digestión comienza en la boca.

Cuando mastica bien sus alimentos, facilita el trabajo requerido de su sistema digestivo, por lo que su cuerpo puede concentrarse en otras tareas.

2. Apoya tus enzimas digestivas

Hay una variedad de enzimas que se encuentran en el cuerpo que trabajan para descomponer los alimentos que comemos.

Sin embargo, a veces nuestros cuerpos necesitan un poco de ayuda. Si comienza a sentirse hinchado, estreñido, cansado y simplemente lento, es posible que necesite un impulso de enzimas digestivas o amargos digestivos para reactivar su digestión.

3. Come alimentos realesMejorar la digestión

Los alimentos procesados ​​y las comidas rápidas suelen tener un alto contenido de sal refinada, azúcar y aceites procesados ​​que son difíciles de descomponer y digerir para el cuerpo. Estos alimentos tampoco aportan ningún valor nutricional.

Su cuerpo puede tener dificultades para digerir todos estos alimentos ricos en grasas y cargados de sustancias químicas. Elimine la basura (que también incluye alimentos procesados ​​»saludables») y concéntrese en comer alimentos integrales para una digestión óptima.

4. Sea bueno con su hígado

Cuando se trata de la digestión, su hígado juega un papel importante. Casi todos los nutrientes de los alimentos que consume van directamente al hígado después de haber sido absorbidos en el tracto digestivo.

Esto se debe a que el hígado es responsable de almacenar y liberar energía, vitaminas y minerales a diferentes partes del cuerpo. ¡Sin él, su cuerpo no podría funcionar!

Mantenga su hígado sano consumiendo alimentos como verduras de hoja verde oscura, té de diente de león y cardo mariano. Si lo hace, ayudará a limpiar y apoyar suavemente este importante órgano digestivo y mantendrá su digestión a punto.

5. Optimice su ingesta de magnesio

Este mineral es el mejor amigo de su sistema digestivo. El cuerpo utiliza magnesio, junto con otros electrolitos, para enviar señales eléctricas entre los músculos.

Tener la cantidad adecuada de magnesio en su cuerpo ayuda a que los músculos de su trazo digestivo se relajen y contraigan al ritmo perfecto. Demasiado poco magnesio podría provocar estreñimiento, calambres y mala digestión.

Coma alimentos ricos en magnesio como nueces, espinacas, higos, chocolate amargo y semillas de calabaza para ayudar a mantener altos sus niveles de magnesio o use un aerosol tópico.

6. Mantente hidratado

El estreñimiento, los gases, la hinchazón, los calambres y las obstrucciones intestinales pueden ser causados ​​por la deshidratación.

Intente consumir al menos 8 tazas de agua al día y coma mucho líquido que contenga alimentos como frutas, verduras, sopas y ensaladas.

Si el agua es demasiado aburrida, intente condimentarla con algunos tés de hierbas, un chorrito de jugo de fruta fresca o amargos digestivos.

7. Mueva más

Todos hemos escuchado las maravillas que el ejercicio puede hacer por su corazón, peso, azúcar en la sangre, etc., pero ¿sabía que también ayuda en la digestión adecuada?

El movimiento continuo en realidad ayuda a que los alimentos viajen a través del sistema digestivo a un ritmo saludable.

Un estilo de vida sedentario dificulta el proceso digestivo y, de hecho, puede dificultar la digestión normal.

La solución es fácil: ¡muévete! No es necesario correr maratones o hacer levantamiento de pesas para obtener estos beneficios digestivos. Simplemente levántese cada dos horas para estirarse o dar una caminata de 5 minutos. Un pequeño movimiento puede ser de gran ayuda.

8. Desintoxicación según sea necesario

Una desintoxicación suave de forma regular puede ser una excelente manera de restablecer todo su sistema digestivo.

Una dosis diaria de polvos de clorella, espirulina y verduras es una forma potente de deshacerse de las toxinas en el cuerpo sin ser dañino para su sistema.

9. Obtenga su glutamina

La glutamina, un aminoácido, es uno de los nutrientes más importantes que le puede dar a su cuerpo.

Apoya la reparación y regeneración del revestimiento intestinal de su cuerpo mientras normaliza la inflamación, lo que ayuda a aumentar la digestión.

Alimentos como el perejil, la remolacha, los frijoles y los jugos de vegetales frescos prensados ​​en frío son fuentes maravillosas de glutamina.

You may also like: